15.9.12

La piedra



















Redonda
hay una angustia instalada
ahí
entre el esternón y el ombligo.
crece y arde en las noches.

El filo de la duda corta
se hunde
recorta dentadas bocas.
Muerde en las noches.

Campo de batalla, a hombros
periartríticos, guerreros
escapularmente adoloridos, soy.

En un rincón esta angustia afilada
enfrente esta duda circular.
Alimentan con carne de mí,
con sangre de mí,
insomnios.

0 comentarios:

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger. Modificada por S.C.P.