17.8.11

una marea de silencio




Camina como si vadeara fango
como quien rema en arenales
empuja el aire que no le cede espacio
se detiene a veces mirando atrás
recuesta el alma contra algún árbol
abandonando el tiempo a su suerte
mientras una bendición de agua
se derrama desde la frente hasta
la sima de la boca en sal.

Sueña como si volviera del insomnio
como si no tuviera un armario
y nada que airear en él
como si no hubiera más que subirse a los pretiles
llevando una voz consigo en ese desierto
de árboles sin adornos que espera
al otro lado de la calle justo
adonde está la puerta y detrás
una marea de silencio azul.






foto original de A.Capelán

2 comentarios:

El poeta invisible dijo...

Me encantó. Hay días en los que me siento identificado con esa descripción.

S. C. P. dijo...

Gracias por pasar, querido invisible.
beso

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger. Modificada por S.C.P.