25.5.11

la luz incierta

la muerte ronda tu boca
tu mano de hacer cuentos
tu cabeza de historias por contar

la muerte ronda tu boca
como ronda el frío mi casa
el jazmín cae en pedazos amarillos

y nadie puede

darle luz al jardín
reunir la voz y la pluma
congelar el filo de lo Oscuro

queda nomás la lluvia
taladrando el pasto
anegando todo espacio y el corazón





a Matías Prado
25 de mayo de 2011

2 comentarios:

El poeta invisible dijo...

Tía: Matías era hombre de letras y merece ser homenajeado con palabras. Muy sentido lo tuyo, casi que has puesto en palabras lo que yo quisiera decir. Espero tener el agrado de verte mañana de mañana, un beso.

S. C. P. dijo...

No sé, mi querido. No sé si me dará el cuero.Él se ha ido, sólo queda la cáscara estibada en la madera, cruel como sólo puede serlo aquello que ya no siente ni piensa.
No sé, mi querido.

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger. Modificada por S.C.P.