22.2.10


sembrado el aire
en fuego que trasmuta luz
es apenas temblor
sobre el agudo final
de la carretera

riela eterna la cinta amarilla
al ritmo solar
y la tarde se adormece
al borde de aquel festón gris
que remata el cielo
entre el agua, yo
y el infierno

un minuto silencioso
se estira dulce
y casi
no hay nadie
en el mundo

2 comentarios:

Paula dijo...

es precioso

S. C. P. dijo...

Gracias, estimada.
Es un gusto para mí su paso por la casa.
beso

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger. Modificada por S.C.P.