17.10.09

Frontera

La luz remonta a contracorriente la mañana

vadea el charco en la cuneta

como si atravesara un mar sembrado

—plástico y espuma sintética—

emerge del trance más ocaso que cenit

sin aliento

ni pasión.

Por eso es que la entiendo

cuando deja a oscuras esta acera,

(aquí, de este lado)

borde residuoso del cante

límite olvidado del lado oeste de la frontera entre

nosotros

y

nosotros.

0 comentarios:

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger. Modificada por S.C.P.