2.9.09

muerte a mano desarmada


nada pasa
no hay marca sobre el muro aséptico
raya remitiendo a lunes
a agosto
a las once o veintitrés
nada distingue el paso del tiempo
sólo esa araña, ovillándose,
matada por el tedio inmóvil
en el ángulo blanco y seco
nada pasa

ah, pero aquí adentro
el alma con asco de sí
ahoga apenas el odio (se ahoga)
a golpes apaga la rabia
para no ser otro monstruo
bajo la lluvia montevideana

en la plaza enrejada y muerta
todo inmóvil
bajo la lluvia finando agosto
nada pasa allí donde siempre
se puede morir
otro poco

0 comentarios:

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger. Modificada por S.C.P.