4.9.09

Grisura


En la turbiedad de la tarde
deshojo libros de amor
aquellos que nunca leí
los que guardé para mi momento estúpido
y fueron tantos y tan a menudo
que no hallé tiempo para leer

En lo hosco de la tarde
me escondo de las miradas turbias
de los alelados
de los alienados
también yo alienada y en alelo
rondando la penumbra sin brillo
de los hoteles nunca visitados
en plan asesino
en plan de guerra
en plan de campos de batalla entre sábanas que no eran mías.

En la dulce cesura de la tarde
(entre día gris y noche azul lácteo)
quiebro la memoria como porcelana sin valor
como plato de discordia como manzana ex-fruto
dudando entre morder o abrir la boca
mascar el freno o gritar
en una prolongada vocal de boca abierta
elevarme un poco a contramano de lo inane
sufrir aunque sea un minuto lo distinto
y luego recuperarme no quiero compromisos
que no pueda cumplir.



Puedes oírlo si quieres.

5 comentarios:

Loli dijo...

Me encantó. Que maravilla escucharte, no hay nada como la voz, vehículo que instala una presencia y materializa un alma.
beso grande,
loli

S. C. P. dijo...

Gracias Loli, la verdad es que puse mi voz con mucho miedo, pero hace tiempo que ando con ganas de hacer el experimento. Me da placer que te haya gustado. Otro beso para vos.

andrés dijo...

Es especial poder escuchar, más allá de la voz, las pausas y los énfasis de la lectura que envuelve y atrapa. Me gustó mucho, siempre es un placer darse una vuelta para ver qué hay de nuevo.

S. C. P. dijo...

Gracias, Andrés. A mí me gustó mucho conocer tu blog. Saludos.

andrés dijo...

Gracias Silvia por tu comentario. Gabriel me dio la posibilidad de conocerte y así quedé, leyendo tus palabras que tienen esa magia que se vive como de adentro, no sé, para mi como muy cercana o propia. Es una mezcla de sentimientos y palabras en el punto exacto... que se yo, me gusta mucho. Gracias de nuevo por tu comentario y te sigo leyendo.

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger. Modificada por S.C.P.