17.3.09

Soga de esparto


Venía de flores de olvido,
colores y deslices del desarme.
Venía de luciérnagas,
de brillantes piedritas mentirosas
así, como si pudiera

(un traje negro
para esta ocasión en la que sobra el aire
un traje negro)

Pinté mis ojos,
busqué colores, pensé
“el verde me queda bien”

(pinté de negro mis ojos,
en esta ocasión los ojos
van de negro)

Quise música
y no hallé ninguna.
Un lejano redoble sobre parche roto
castiga la tarde,
la calle adornada de tenistas y aviadores

Quizás debiera desnudarme, lavarme la cara...
Olvidar que caminas aún sobre la tierra.

Pero no puedo.

2 comentarios:

Hecha de silencios dijo...

Hola, me gustò pasar por aqui

S. C. P. dijo...

Gracias, eres siempre bienvenida.

silvia

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger. Modificada por S.C.P.