21.9.08

Tránsito...


Atravieso la tarde plateada
en alas de la voz de Billie
roncamente dulce
jazzeando la luz
de mi ventana

habito la tarde
a punto de transitar la noche
apenas iluminada,
exangüe
por una menguante nueva
deseando dejar de ser
para volver llena

de barca de plata
a moneda redonda
de arco en el cielo
a medalla
de miel y vainilla

ligera entre los días
navego las mañanas breves
anclo al atardecer y espero
la hora exacta
–algunas noches de plata–
el incendio –gástrico–
la inclemencia –visceral–
malahora profunda y sangrienta
que me roba el aire

Aún así
gracias Billie que estás en mi cielo
por bendecirme de blues
este día-crucis.

1 comentarios:

poesía-de-alféizar dijo...

Tú tienes Silvia el amor de Billie, el regalo de su música, la visión amorosa de las vías del tren que es como imaginar un viaje, tienes también las mañanas breves pero las tardes infinitas; tienes Silvia para regalarnos esta joyita que estoy leyendo.
Un beso de xavier

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger. Modificada por S.C.P.