8.7.08

A contra corriente


Desde el vórtice de la tormenta
llego como vándalo nocturno
a quebrar la antigua porcelana

Vengo a perder la cordura paralítica
y a encontrar en géminis
mi trópico

A beber sin apurar de cálices robados
a exorcizar
con sándalo y alcohol
los dioses que no dejan ver lo mágico

Me despeño
hacia la sima
sin pensar en el fin,
única
certeza
inútil

Prefiero vorágine y caos,
antes que el orden
ordenado
por la rueca ancestral

2 comentarios:

laveron dijo...

no existe tal orden ancestral. eso parece, pero no.
como siempre, Silvia...bárbaro

Anónimo dijo...

Parece que sí, laveron: hay un carcelario orden ordenado por la rueca ancestral. Espero que tengas razón, que haya alguna grieta para la libertad.

Bueno el blog y para darle vueltas a las poesías.

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger. Modificada por S.C.P.